Miércoles 29 de Setiembre

Iglesia Del Centro


Palabra para meditar: “Ciertamente, la Palabra de Dios es viva y poderosa, y más cortante que cualquier espada de dos filos. Penetra hasta lo más profundo del alma y del espíritu, hasta la médula de los huesos, y juzga los pensamientos y las intenciones del corazón”. Hebreos 4.12

Reflexión: ¿Cómo puede suceder esto? Es posible, cuando permitimos que la Palabra, con la dirección del Espíritu Santo, haga la obra de penetrar en cada espacio de nuestro ser. Con el espíritu, la mente y la voluntad entregadas al encuentro del Señor en la Palabra, la espada de dos filos hará la obra transformadora.