Viernes 03 de Setiembre

Iglesia Del Centro


Palabra para meditar: “Este mandamiento que hoy te ordeno obedecer no es superior a tus fuerzas ni está fuera de tu alcance… ¡No! La Palabra está muy cerca de ti; la tienes en la boca y en el corazón, para que la obedezcas.”  Deuteronomio 30.11;14

Reflexión: No son mandatos irracionales los que Dios pretende para su pueblo, son las bases para una vida conforme a su autor. Cuando la Palabra es recibida y asimilada, fluye en plenitud.