Lunes 28 de Junio

Iglesia Del Centro


Palabra para meditar: “Ustedes no recibieron un espíritu que de nuevo los esclavice al miedo, sino el Espíritu que los adopta como hijos y les permite clamar: ¨¡Abba! ¡Padre!¨” Romanos 8.15

Reflexión: No dejemos de lado al Espíritu Santo: Él nos afirma para reconocer nuestra condición de hijos que tienen con el Padre una relación amorosa.