Sábado 19 de Junio

Iglesia Del Centro


Palabra para meditar: “Recuerda estas cosas, Jacob, porque tú eres mi siervo, Israel. Yo te formé, tú eres mi siervo; Israel, yo no te olvidaré. He disipado tus transgresiones como el rocío, y tus pecados como la bruma de la mañana. Vuelve a mí, que te he redimido”.  Isaías 44.21-22

Reflexión: La iglesia de hoy, en arrepentimiento y obediencia, debe recibir estas palabras de perdón y restauración. Vez tras vez encontramos en el Antiguo Testamento el ofrecimiento amoroso que Jesús ilustraría en el Padre de la parábola del hijo pródigo.