Lunes 10 de Mayo

Iglesia Del Centro


Palabra para meditar: “Contra toda esperanza, Abraham creyó y esperó… Ante la promesa de Dios no vaciló como un incrédulo, sino que se reafirmó en su fe y dio gloria a Dios, plenamente convencido de que Dios tenía poder para cumplir lo que había prometido.”. Romanos 4.18, 20-21

Reflexión: El ejemplo de Abraham debiera inspirarnos para fortalecer nuestra fe en el Dios que nunca falla, aunque tengamos que esperar.