Miércoles 17 de Marzo

Iglesia Del Centro


Palabra para meditar:  “Pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y el mal.” Hebreos 5.14

Reflexión: La recepción de lo que Pablo define como “alimento sólido”, o sea la Palabra de Dios, es lo que nos hará maduros en el ejercicio de diferenciar lo bueno y lo malo, lo que viene de Dios y lo que no.