Sábado 30 de Enero

Iglesia Del Centro


Palabra para meditar: “¡Qué profundas son las riquezas de la sabiduría y del conocimiento de Dios! ¡Qué indescifrables sus juicios e impenetrables sus caminos! ¿Quién ha conocido la mente del Señor, o quién ha sido su consejero? ¿Quién le ha dado primero a Dios, para que luego Dios le pague? Porque todas las cosas proceden de él, y existen por él y para él. ¡A él sea la gloria por siempre! Amén”. Romanos 11.33-36

Reflexión: He aquí un estallido de adoración del apóstol. Hagamos nuestras esas inspiradas palabras.