Lunes 18 de Enero

Iglesia Del Centro


Palabra para meditar:“Que suba a tu presencia mi plegaria como una ofrenda de incienso, que hacia ti se eleven mis manos como un sacrificio vespertino… Señor, ponme en la boca un centinela; un guardia a la puerta de mis labios”. Salmo 141. 2-3

Reflexión: El salmo nos lleva a la presencia de Dios en clara adoración, en una elección de guía amoroso que aun aleja de todo lo malo.