Lunes 14 de Setiembre

Iglesia Del Centro


LOS BRAZOS ABIERTOS DE DIOS

Palabra para meditar: “Mira que estoy a la puerta y llamo. Si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré y cenaré con él, y el conmigo.” Apocalipsis 3.20

Reflexión: Casi como una súplica, el Salvador pide entrar en la vida de sus criaturas. ¡Que muchos, muchos oigan su voz!