Día 22

10/05/2022
Iglesia Del Centro


Para vivir en victoria necesitamos desarrollar disciplina espiritual.

Piensa en un hábito espiritual que te gustaría cultivar, y que permanezca en tu vida luego de este ayuno. Algo que sabes que fortalecería tu relación con Dios. Puede ser el hábito de seguir ayunando regularmente, tomarte un retiro a solas de vez en cuando, empezar a escribir un diario devocional, salir a caminar un rato todos los días mientras escuchas música de adoración, confesarle tus pecados a algún amigo o amiga de confi anza, dedicar los primeros instantes del día a la oración privada o con tu cónyuge, etc. Y una vez que identifi ques ese hábito que debes crear, da el primer paso hoy, sin demoras, sin postergación.

Tampoco te vayas al extremo de querer iniciar siete disciplinas nuevas al mismo tiempo, porque nuevamente te frustrarás. No quieras pasar de la nada al todo impulsivamente. Pero tampoco permanezcas paralizado/a, estancado/a. Da pasos pequeños pero fi rmes, progresivos, crecientes, en el camino de la gracia disciplinada. ¡Te sorprenderás de las transformaciones que Dios hará en tu vida!