Día 13

01/05/2022
Iglesia Del Centro


Uno de los objetivos de estos 40 días es que seas formado en el carácter de Dios, de manera tal que eso redunde en obras poderosas, en milagros, en un nuevo nivel en todas las áreas de tu vida. El esfuerzo externo de ayunar de aquello que te cuesta por amor al Señor, debe ser la expresión de tu disposición a dejarte “operar” internamente por el Señor.

Encontré al alfarero trabajando en el torno; pero la vasija que estaba formando no resultó como él esperaba, así que la aplastó y comenzó de nuevo. (Jeremías 18.3-4). No te avergüences de tu barro, de aquellas cosas negativas de tu carácter. Muéstrate tal como eres delante del Alfarero.

Él no te desecha, sino que trabaja con ese barro para hacer su obra de arte. Permite que el Alfarero trabaje nuevamente contigo. Él no te desecha, te rehace. En oración entra en un proceso amoroso de restauración. No pongas la mirada en tus miserias, sino en las manos amorosas de tu Señor que te moldean. Cuando termines, adóralo porque maravillosas son sus obras.