Día 10

28/04/2022
Iglesia Del Centro


Ponte de rodillas o en una posición que exprese reverencia, rendición y dispón tu corazón a adorar a Dios en espíritu y en verdad.

Por cada letra del abecedario declara un atributo de Dios, un adjetivo que describa cómo es él, que comience con esa letra. Por ejemplo, en la letra “A” puedes decir “Señor, tú eres Admirable, el Altísimo que está por encima de todo y de todos, Dios Asombroso, Absoluto, eres el Alfa y la Omega (el primero y el último), Amoroso, eres mi Alegría, etc…”.

No lo hacemos como un juego. Recuerda que estás adorando; declara cada uno de esos atributos con fe, contemplando interiormente a Dios, gustando de él, “saboreando” los adjetivos, meditando un instante en cada uno de ellos. Quizás te ayude poner música tranquila instrumental de fondo. Este es un ejercicio muy simple, pero que te ayudará a salirte de ti mismo/a y enfocarte en la belleza de Dios. B: Bueno, Bondadoso, Buen Pastor, Bendecidor… /

C: Compasivo, Cariñoso, Consejero, Mi Castillo, Mi Creador… /

D: Digno, Dadivoso, Mi Defensor… /

E: Eterno, Excelente, Mi Escudo, Mi Esperanza… /

F: Fiel, Fuerte, Mi Fortaleza… /

G: Grande, Generoso, Gran Yo Soy, Glorioso, Mi Gozo… / H: Hermoso… /

I: Inigualable, Infi nito, Irremplazable… /

J: Justo, Jehová de los ejércitos, Juez verdadero… /

L: Leal, Luz del mundo, Mi Libertador… /

M: Maravilloso, Majestuoso, Misericordioso… /

O: Omnipotente, Omnisciente, Omnipresente… /

P: Poderoso, Perdonador, Padre de misericordias, Príncipe de Paz, Proveedor, Pan de vida, Puro, Perfecto… /

R: Rey de Reyes, Mi Refugio, Roca Eterna… /

S: Santo, Santo, Santo, Soberano, Sustentador, Sabio, Mi Socorro, Sanador… /

T: Todopoderoso, Temible, Torre Fuerte, Tierno… / U: Único, el Ungido… /

V: Verdadero, Victorioso, Vindicador, Veraz, Vencedor, Mi Vida…

Y cuando se te acaben las letras, y no encuentres más palabras, no temas ni te desanimes, deja que el Espíritu te guíe a seguir adorando en lenguas espirituales, o en silencio reverente.