Versículo del Día

Viernes 16 de Noviembre

Iglesia del Centro


Palabra para meditar: “Dichoso el hombre que no sigue el consejo de los malvados… sino que en la ley del Señor se deleita, y día y noche medita en ella.” Salmos 1.1-3

Reflexión: Nada que ver con lectura de la Biblia rutinaria u obligada. Debemos acercarnos a la Palabra con deleite, saboreándola y meditándola. Es la recepta para ser felices que nos da el primero de los Salmos.